Deporte y discapacidad

Publicado en: All, Deporte adaptado 0

El deporte es una de las herramientas que existen para mejorar, combatir, facilitar, prevenir, diferentes enfermedades y patologías.

Además, también es una buena herramienta para poder transmitir diferentes valores, como superación, sacrificio, continuidad, amistad, igualdad, respeto, competitividad, y un largo etcétera.

Muchos de estos valores ahora no existen, los más pequeños crecen en una sociedad y un ambiente donde se han perdido la mayoría de ellos, y los adultos han terminado consolidando una actitud exenta de estos, la cual la transmiten a estos pequeños.

Teniendo en cuenta esto, me atrevería a decir, que la crisis que sufrimos actualmente es una crisis de valores. Todos los problemas que envuelven a la sociedad en estos momentos, están relacionados con algún tipo de valor, el cual se ha perdido.

El deporte debe utilizarse desde edades tempranas, como medio para transmitir esta serie de valores. Por tanto, las diferentes entidades y profesionales que se dedican a este sector, deberían dedicar a trabajar valores tan importantes como es la inclusión.

El trabajo de la inclusión lleva implícito muchos otros valores como son el respeto, la igualdad, la humanidad, la superación, entre otros.

En este post voy a hablar de inclusión relacionada con personas con algún tipo de discapacidad, pero la inclusión también se aplica a otros ámbitos sociales como son la exclusión de personas por falta de medios (económicos u otros), raciales, y otros muchos más.

Si buscamos en el Diccionario de la Lengua Española discapacitado/a, la definición que aparece es la siguiente:

“Dicho de una persona: Que tiene impedida o entorpecida alguna de las actividades cotidianas consideradas normales, por alteración de sus funciones intelectuales o físicas.”

Teniendo en cuenta esta definición, el deporte puede aportar mucho a estas personas. Desde mejoras a nivel psicomotriz y fisiológico, hasta mejoras a nivel psicológico.

Y lo más importante, es que estamos ofreciéndoles un campo abierto para su ocio, e incluso para su futura profesión (por ejemplo deportistas paralímpicos).

He mencionado algunos de los beneficios que el deporte tiene para las personas con algún tipo de discapacidad, pero todavía no he hablado sobre el intercambio de valores que se produce en el grupo de entrenamiento o de trabajo.

La riqueza del grupo y de cada uno de sus integrantes se multiplica por mil. La cantidad de valores que florecen y que son transmitidos es incalculable.

Como profesional del deporte voto por la inclusión, y ánimo al resto de profesionales y entidades que también lo hagan, independientemente del sector del deporte en el que trabajen.

«La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo» (Mandela, Nelson).

Deja un comentario