Y, ¿cuándo tengo que parar?

Publicado en: All, Lesiones 0

¿Cuántas veces has escuchado o tu mism@ has dicho alguna de estas frases?

  • Me molesta bastante esta zona, pero no puedo saltarme el entrenamiento, sino, no me salen los kilómetros esta semana.
  • Estoy mal@ pero voy a ir a entrenar/competir, lo haré con menor intensidad.
  • Mi entrenador@ me ha dicho que pare, y que descanse un par de días, pero por hacer un entreno suave no creo que pase nada.
  • Estoy super cargad@/cansad@/dolorid@, pero no voy a decir nada a mi entrenador@, porque sino me va a modificar el entrenamiento, y tengo que seguir acumulando.
  • Llevo con esta molestia casi dos semanas o más, se pasará, forma parte del entrenamiento.

Estas, y alguna otra frase más, son típicas en el mundo del deporte.

Pero, ¿crees que son correctas? ¿Crees que estos deportistas han elegido la opción más adecuada? ¿Crees que siempre hay que entrenar con dolor?

La respuesta a todas estas preguntas es NO.

En muchas ocasiones el mejor entrenamiento es descansar, aunque a much@s os cueste, y os parezca errónea esta elección.

El descanso es el principal factor para poder mejorar, y asimilar la carga de entrenamiento.

Y mucho más aconsejado, cuando tenemos algún tipo de dolencia, o estamos enferm@s, o cansad@s, etc.

Muchas de las lesiones que aparecen es por no parar a tiempo, o por no ir a que nos vea el especialista adecuado (fisioterapeuta, osteópata, masajista, médico deportivo, etc.).

Algunas de las recomendaciones que te doy como profesional del deporte son las siguientes:

  • Siempre que sientas alguna molestia que perdura en el tiempo, o que es más “rara” de lo habitual, descansa o consúltaselo a tu entrenador@ para que te ayude a elegir la opción más adecuada, y te dé otras alternativas.
  • Si estas enferm@ (constipado, gripe, fiebre, etc.) no entrenes y mucho menos se te ocurra competir. Lo único que conseguirás es alargar el período de enfermedad.
  • Debes ir de vez en cuando a visitar al fisioterapeuta, masajista, médico deportivo, etc., para que por ejemplo, te descargue a nivel muscular, te mire esa molestia que no se pasa, te haga una revisión de tu estado de salud, etc., y de esta manera evitarás lesiones duraderas en el tiempo, y tus entrenamientos podrán ser de calidad, para seguir mejorando tu rendimiento, y siempre dentro de unos determinados parámetros de salud.
  • Cambiar la filosofía de que si descansas no mejoras, que lo que te hace mejorar es seguir acumulando y acumulando entrenamientos. Descansar cuando toca te ayudará a seguir mejorando y evitar lesiones.
  • Seleccionar las competiciones, no se puede competir en todo y en todas las carreras. Otra de las causas que provocan lesiones, es la participación en un excesivo número de competiciones.
  • Entrenar cada día a una intensidad muy elevada, también puede terminar en lesión, o incluso en un sobreentrenamiento. Habrá partes de la temporada, en las que haya que acumular carga de entrenamiento. Pero aún así, habrá días en los que haya que entrenar suave, respétalos. Y sobre todo, sigue una planificación, para tener controladas las cargas.
  • Déjate asesorar por el profesional adecuado.
  • Para y aprende a escuchar a tu cuerpo.
  • Aprende a entrenar. La mayor parte de los deportistas no saben.
  • Si por desgracia, la lesión perdura aunque hayas cumplido todo lo anterior, y no llegas al objetivo marcado, cámbialo. Puedes plantearte muchos otros objetivos.

Ahora solo espero que lo apliques.

Deja un comentario