Características del entrenamiento excéntrico

Publicado en: All, Entrenamiento 0

Se denomina contracción excéntrica cuando la carga impuesta a un músculo o a un grupo de músculos, es mayor que la actividad producida por todas las unidades motoras activadas.

Se va a producir un alargamiento en el sistema musculo tendinoso. El músculo absorbe la energía desarrollada por una carga externa , de ahí que se diga que se realiza “trabajo negativo”.

Estas fuerzas de alargamiento en el músculo están asociadas a una importante tensión, lo que producirá deterioro en el citoesqueleto e inflamación local, responsable de las agujetas o dolor muscular.

Para proteger al cuerpo de estos daños, el sistema nervioso se pondrá en acción. Por este motivo, por esta respuesta específica del sistema neuromuscular, es tan importante este tipo de contracción en la ganancia de fuerza, y en programas de rehabilitación.

El trabajo excéntrico puede utilizarse tanto para entrenamientos encaminados al rendimiento deportivo, como para programas de rehabilitación, consiguiendo una mayor ganancia de fuerza, así como ayudando a reforzar el sistema musculo tendinoso estimulando la síntesis de colágeno, y la activación de los genes responsables del desarrollo celular y del crecimiento.

Beneficios de la contracción excéntrica

  • Menor coste de energía metabólica para la misma producción de fuerza comparada con la contracción concéntrica. Esto es debido a la participación de los tendones y su comportamiento visco elástico.
  • Requiere de una única activación central del sistema nervioso específico para este tipo de acción. Proceso de programación diferente en el sistema nervioso central que para las contracción concéntricas.
  • Mayor daño muscular produciendo micro lesiones en las fibras musculares (sobre todo tipo IIb), produciendo inflamación y agujetas o dolor muscular. Tras varias sesiones con este tipo de contracción, los daños serán menores, y habrá un efecto protector, consiguiendo mayores ganancias de fuerza.

Adaptaciones de la contracción excéntrica

  • Se producirán adaptaciones desde la primera sesión.
  • Aumento de la capacidad de fuerza máxima.
  • Aumento de la masa muscular (hipertrofia).
  • Mejora de la potencia muscular.
  • Prevención y tratamiento de tendinopatías.
  • Aumento de la activación neuromuscular.

 Como siempre, para introducir  nuevos métodos de entrenamiento en la rutina de cualquier deportista, debe existir la coherencia y la progresión, así como tener en cuenta sus características y necesidades.

Os dejo la referencia del artículo para que ampliéis la información:

Guilhem G. et al. Neuromuscular and muscle-tendon system adaptations to isotonic and isokinetic eccentric exercise. Annals of Physical and Rehabilitation Medicine. 2010, 53: 319–341

Deja un comentario