Entrenar

Publicado en: All, Entrenamiento 0

“Tengo un reto”, “voy a empezar a entrenar”, “llevo tiempo entrenando pero creo que hay algo que hago mal”, y un largo etcétera, son frases que se pasan por las cabezas de cientos de  personas alguna vez en su vida.

¿Qué haces en ese momento?

Te pones a buscar información en internet, lo comentas con amigos que están metidos en el “mundillo deportivo”.

Y después recopilas variopintas informaciones: “Con cuatro cositas que hagas te valdrán”, “bajate una programación de internet”, “haz lo mismo que yo hago, te valdrá”, etc.

Pero, como puedes comprobar rara vez te dirán: “Te aconsejo que te pongas en manos de un profesional para que te ayude”.

 Cuando tu comienzas un proceso de entrenamiento, o cuando quieres conseguir determinados resultados, debes ser consciente de los siguiente puntos:

  • Lo que es bueno para el “vecino”, es posible que para ti no lo sea.
  • Cada persona reacciona de forma distinta a los estímulos de entrenamiento.
  • Si comienzas a entrenar porque tienes algún problema de salud, y el entrenamiento te ayudará a mejorarlo, debes ser cauto, ya que la realización de un entrenamiento mal enfocado para esa afección, puede resultar fatídico.
  • Si lo que quieres es conseguir una mejora en tus marcas, tienes un reto deportivo o similar, debes tener en cuenta, que no todo sirve para todos. Que para conseguir un determinado objetivo, hay diferentes caminos, y cada uno de ellos debe adaptarse a ti, y no al revés.
  • Cada una de las cargas que soporta tu cuerpo en cada uno de los entrenamientos, debe estar medida, y debe ser coherente y razonable, para ti y tu objetivo.
  • El entrenamiento se trata de una programación organizada, y una sucesión de cargas, enfocadas para conseguir tu objetivo, y especialmente intentando ceñirse a ti y a tu vida.
  • Entrenar no solo significa llevar a tu cuerpo al límite, significa aprovechar al máximo el potencial que tu cuerpo puede llegar a alcanzar, de forma individualizada, y teniendo en cuenta la salud.
  • No todos los objetivos son viables para todo el mundo, o al menos, no en el mismo rango de tiempo. Los objetivos o retos, deben plantearse de forma razonada y coherente.
  • Llegar a entrenar hasta el punto de enfermar, no entra dentro de ningún programa bien dirigido. El entrenamiento y la salud no están reñidos.
  • El entrenamiento es un proceso que conlleva tiempo, ya que debe existir una determinada progresión. No existen los resultados inmediatos.

Estos son algunos de los puntos, que debes de tener en cuenta en tu cabeza, cuando pienses en comenzar a entrenar o en mejorar tu entrenamiento.

Y ahora te pregunto, ¿eres capaz de hacerlo tú solo y cumplir con estos y otros puntos?

Te adelanto la respuesta: NO.

 Ahora es cuando entra la figura del entrenador, y la gran importancia que tiene su papel en todo este proceso.

Al igual que vas al médico cuando te duele algo, cuando comiences un proceso de entrenamiento, independientemente por el objetivo que sea, ya sea deportivo o de salud, debes buscar la ayuda del personal cualificado para tal actividad.

No te pongas límites, pero tampoco juegues con ellos!!!!

Deja un comentario