Entrenamiento cruzado o cross training en corredores

Publicado en: All, Entrenamiento | 0

El entrenamiento cruzado son todas esas actividades que realizamos, diferentes a la actividad específica que entrenamos, con el objetivo de conseguir mejorar nuestro rendimiento, evitando todos los posibles problemas derivados del sobre uso.

Por ejemplo, un corredor, podría introducir sesiones de bicicleta, piscina, elíptica, etc.

Algunas de las ventajas del entrenamiento cruzado son las siguientes:

  • Mejorar las diferentes capacidades específicas de tu prueba, evitando el sobre uso.
  • Realizar un mayor volumen de entrenamiento evitando el impacto, y por tanto, evitando posibles lesiones.
  • Fortalecer otra musculatura, para mejorar el rendimiento en carrera, ayudándonos a estar compensados, y a trabajar los eslabones débiles.
  • Introducir más sesiones de entrenamiento semanales.
  • Acelerar la recuperación tras un entrenamiento exigente de carrera a través de otra actividad.
  • Evitar el desgaste psicológico.

Hay que tener en cuenta que para obtener el máximo rendimiento en una actividad, como la carrera, hay que correr, es decir, hay que realizar un determinado volumen de entrenamientos llevando a cabo dicha actividad. Sobre todo, aquellas sesiones específicas, aquellas sesiones que se aproximan o simulan la competición, aquellas sesiones que trabajan las capacidades específicas de la competición.

Pero, ¿cuánto volumen de esta actividad específica y cuánto de actividades alternativas como montar en bici o nadar?

Esto dependerá de las características del atleta, de su prueba, y de su nivel.

Si tenemos a un atleta que se lesiona de forma continua, tiene algo de sobre peso, o posee determinadas patologías, la introducción de varias sesiones de actividades alternativas a la carrera, hará que su rendimiento mejore evitando lesiones.

Los atletas que están preparando pruebas de larga distancia, donde en una de las partes de la preparación lo que predomina es el volumen, la introducción de este tipo de actividades alternativas, será una buena opción, ya que, muchos de estos atletas, este volumen de impacto les llevará a posibles lesiones, y la utilización de actividades como el ciclismo o la natación, donde puedes realizar grandes volúmenes, les aportará una mejora de su capacidad aeróbica, evitando el impacto, y permitiéndoles meter más sesiones de entrenamiento.

El nivel del atleta también es importante, ya que los atletas de élite, este tipo de sesiones las utilizan de forma puntual, o en fases no específicas de su preparación.

El entrenamiento cruzado es una buena alternativa, sobre todo a nivel amateur, para alcanzar buenos resultados en la carrera a pie, ayudándonos a reducir lesiones como consecuencia del impacto.

La cantidad de sesiones alternativas a la carrera, dependerá del atleta, por tanto, el entrenador deberá de ajustar esas sesiones de manera individual.

Nos encontraremos a atletas reacios a este tipo de entrenamiento, porque creen que no van a mejorar practicando una actividad diferente a la específica, ya que, no le ven la aplicación para conseguir una mejora en la carrera. Con este tipo de atletas, debemos introducir de forma sinuosa, las actividades alternativas que más le gusten, e ir haciéndoles ver los posibles beneficios que poseen estas sesiones.

¡¡¡VARIEDAD EN EL ENTRENAMIENTO!!!

Dejar un comentario