Terminada la temporada, ¿qué hago?

Publicado en: All, Curiosidades 0

Son muchos los deportistas los que finalizan sus objetivos antes de comenzar el período estival, y muchos no saben cómo orientar este período de descanso, unido a las vacaciones.

Lo más importante es la desconexión mental de esa actividad, y si puede ser, de todo lo que la rodea. Esto nos asegurará una vuelta a la actividad, comenzar una temporada más, ir en la búsqueda de un nuevo objetivo, con la misma o más ilusión y motivación, que la última vez.

También muy importante, darse descanso físico. Por ejemplo, nos ponemos en el supuesto, que vamos a estar un mes de vacaciones, sin entrenamientos dirigidos, sin programación específica para algún objetivo, etc. Durante este período, este mes, tenemos que tomar una semana de descanso total, es decir, no practico ningún tipo de actividad deportiva.

Las dos semanas siguientes serán lo que vamos a llamar descanso activo, realizo algún tipo de actividad deportiva, que no suponga una carga muy elevada para nuestro organismo, y que sea diferente a nuestra actividad habitual de entrenamiento. Esta actividad no excederá los 3 días de práctica semanales.

La última semana combino estas actividades alternativas, con mi actividad habitual de entrenamiento, llevando a cabo 4 días de práctica semanales, sin que todavía suponga una carga muy elevada para el organismo.

Las ventajas de llevar a cabo este “plan de descanso” son varias:

  • Renovar energías, tanto a nivel psíquico como físico (regeneración).
  • Trabajar músculos que no solemos activar a través de nuestro entrenamiento habitual.
  • Llevar a cabo movimientos y rangos articulares que nuestra actividad habitual no contempla.
  • Hacer trabajar a nuestro cerebro de forma diferente, llevando a cabo patrones motores, y conexiones neuromusculares, que no son normales o habituales para él.
  • Salir de la rutina de entrenamiento.
  • Si sueles entrenar en soledad, aprovechar para compartir estas actividades deportivas alternativas con otros.
  • Conocer otras posibilidades deportivas que no sabías que estaban a tu alcance.

Existen una gran cantidad de deportistas, que este tiempo de descanso y descanso activo, les supera, y no pueden llevarlo a cabo.

Su cabeza no puede resistir estar una semana parados, o estar tanto tiempo practicando otra actividad deportiva que no sea la que suele entrenar, porque piensan que luego les va a costar mucho recuperar la forma en su disciplina, porque cuando vuelvan a entrenar su disciplina habrán perdido todo, etc.

Esta idea es totalmente errónea, al revés, el cuerpo agradece los cambios, y descansar al menos una semana, o mantenerse activos a través de otras modalidades, hará que nuestro organismo vuelva a comenzar de nuevo los entrenamientos totalmente regenerado.

Deja un comentario